Por: Guillermo y Santiago Vidal Albarracín.

Sabido es que la primera impresión del país que reciben los turistas, es dada por la estructura de su aeropuerto y el desempeño del personal migratorio y aduanero. Veamos qué sucede con el equipaje de los pasajeros internacionales.

En materia aduanera, la dinámica del comercio internacional, al intentar ser captada por las normas deja muchos “grises” que rozan el principio de legalidad. Tal la cuestión se plantea en la diferenciación de la infracción en el equipaje y el delito aduanero (contrabando vía equipaje), que tiene como consecuencia práctica, la imposición de una mera multa o que el pasajero sea privado de la libertad.

Continuar leyendo